Ilusiones

Me dicen que este mundo no es real.

Solo una ilusión.

Un mero reflejo de quienes somos, de nuestra esencia divina.

La realidad sólo refleja nuestras expectativas de ella…

Parecen palabras tan sabias, tan ciertas.

Pero ten cuidado.

Cuando estés sentado en la nieve, no creas que basta convencerte que no es real para evitar congelarte de forma bastante verdadera; así de fuerte es nuestra creencia en estas tres dimensiones que nos rodean. Es algo inculcado en las profundidades de nuestro ser.

Tratamos de abrir nuestra mente, pero el lugar al que deseamos llegar no puede ser concebido por ella. Nuestras mayores herramientas se convierten así en un peso que arrastramos por la vida; las palabras se vuelven vacías, los pensamientos no logran alcanzar las alturas que habita nuestro espíritu.

Pero debe haber otra forma. Tal vez debamos dejar nuestra incredulidad atrás y entregarnos ciegamente al mundo, sin temor ni expectativas. Es ridículamente fácil pero absolutamente inconcebible.

Es hora de desandar los caminos recorridos, olvidar lo que hemos aprendido, volver a ser una página en blanco, un recipiente vacío. Sólo así nos podemos llenar con la infinita sabiduría que está fluyendo a través de nosotros, día a día, esperando pacientemente nuestro despertar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: