Oscuridad Primordial – Parte 3

Ir a la primera parte

Aún comprendiendo las verdades universales que emanan de este lugar, siempre presentes, estar aquí me oprime. Mi pecho se siente pesado. Estoy siendo drenando de mi voluntad, éste no es un lugar que un humano pueda experimentar por mucho tiempo y seguir reteniendo su sanidad. Algo en este aire estancado está cambiando, hay un ligero ajuste en el pulso de las rocas.

Siento un cosquilleo vago en mis pies. Miro hacia abajo, y veo horrorizado que la masa de insectos fétidos se ha multiplicado en el suelo cavernoso. Gusanos están rodeándome. Suben por mis piernas lentamente y empiezan a recorrer mi cuerpo. La sensación invade mi mente con una mezcla extraña de terror y letargia. Se están esparciendo, cubriendo toda mi espalda, mi pecho, mis brazos. Mis sentidos empiezan a confundirse, reemplazando los cosquilleos de seres individuales con una tibieza vaga que penetra mi piel. Finalmente los gusanos alcanzan mi cabeza, mi cara, mis ojos, mi boca. Siempre chupando, chupando, alimentándose de la inmundicia que exhalo, de mi sudor, de mi pellejo muerto, de mis lágrimas, de mi odio, de mi ira. Siempre alimentándose.

Impotente, observo como la oscuridad me envuelve, me consume, me devora… Me estoy desvaneciendo, haciéndome uno con las tinieblas. Siento el latido de la tierra pulsando, invadiendo todo mi ser, atravesando mis sentidos hasta aniquilarlos. Trato de gritar, pero no tengo voz. Trato de respirar, pero mis pulmones son sólo una sombra. Estoy siendo lentamente consumido… pero de a poco, mi resistencia cede, y me inundan una calma y aceptación indescriptibles. Mi presencia en este lugar se debilita, hasta convertirse en liberadora inconsciencia.

oscuridad-primordial3.png

La tenue luz del atardecer me invade a través de los párpados cerrados. Es tan familiar, pero a la vez me siento como si la viese por primera vez. Lentamente, uno a uno, los recuerdos irrumpen en mi mente, llenándome con una fuerza devastadora, dejando una extraña sensación tras ellos. Abro los ojos, miro alrededor. ¿Fue sólo un sueño, una ilusión?

Quisiera tener la respuesta a esa pregunta, pero tal vez no importa… me siento liberado, tan ligero que podría volar. He vuelto a mi hogar, dejando todo mi peso allá abajo, custodiado por guardianes siniestros. ¿Es así como se siente nacer de nuevo?

No lo sé, pero finalmente, después de mucho tiempo, mi espíritu es libre otra vez.

Anuncios

3 Responses to Oscuridad Primordial – Parte 3

  1. Fascinada leí tu historia interior. Conseguiste captar varios niveles de la experiencia de la vida al mismo tiempo, esta insondable interdependencia entre la vida y la muerte, entre la disolución y el nascimiento. Una muy buena ilustración de los procesos alquímicos del subconsciente como también de cualquier proceso creador. Me gustó que te mantuviste lejos de la tentación de “sicologizar” el tema. Te felicito.

  2. Vitor dice:

    Gracias. Creo que es importante no juzgar nuestras experiencias con estandares definidos por otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: