Un mundo de Crepúsculo

¿Por qué vivimos entre luz y oscuridad? Existimos en el crepúsculo, donde nuestras sombras nos siguen a cada paso, cediendo y ocultándose cuando el sol está alto, sólo para volver y atemorizarnos en las oscuras horas de la noche. Un baile cruel, repitiéndose cada día, desde el inicio de la humanidad.

Pero, ¿podemos escapar de estas circunstancias?

¿No elegimos acaso nuestro propio camino, pudiendo irnos por un lado u el otro, como Luke Skywalker? Yo me pregunté eso por mucho tiempo, pero me aferraba a un concepto errado. Consideraba a la luz y a la oscuridad como entidades separadas. En realidad ambas están conectadas, la primera generando a la segunda, y ésta última absorbiendo a la primera, generando un flujo eterno de energía creativa. No son fuerzas opuestas, porque la oscuridad no tiene cuerpo propio como para oponerse a la luz. Es meramente un reflejo vacío, un eco. Es el lugar donde la luz se extingue y renueva su potencial de creación.

Todo lo que nosotros vemos en esta realidad, tiene su sombra. Para ver, requerimos luz. Es un hecho de la vida. Es hora de dejar atrás la idea que podemos vivir en un mundo perfecto de pura luz, que podemos ignorar las sombras que se proyectan alrededor de nosotros. Son una parte esencial de la luz; sin ellas no habría contraste, no habría manifestación. Llamo a la luz, pero también respeto la oscuridad que eso crea.

La sombra no tiene existencia ni justificación en si misma, pero es una parte necesaria del equilibrio. El alcantarillado es complementario a la abundancia de la lluvia, evitando que nos inundemos. No voy a luchar contra ese hecho; simplemente lo aceptaré sin resistencia. Viviré en esta tierra imperfecta tal como es. Los eventos están tomando su curso natural, y no es necesario temer. Este lugar es el paraíso, después de todo.

He dejado de huir de mi propia sombra. Me cansé de que siempre me pisara los talones vez que trataba de escapar. Por muy rápido que corrí, no logré separarme siquiera un centímetro de ella. Pero ahora, estoy listo para aceptarla plenamente. Miro la luz, y siento la oscuridad. En el crepúsculo, me manifiesto perfectamente. Mi existencia es humana e imperfecta, just como debe ser.

Aún así, no pierdo la dirección.

La luz me guiará.

Siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: