El Dedo de Gutei

Unos días atrás leí una historia Zen muy curiosa:

“Cada vez que alguien le preguntaba sobre el Zen, el gran maestro Gutei simplemente apuntaba al aire con un dedo sin decir nada. Pronto, un niño de la aldea empezó a imitar ese comportamiento. Cada vez que oía a otros aldeanos hablando sobre las enseñanzas de Gutei, interrumpía la discusión, y apuntaba al aire con el dedo. Gutei supo de las travesuras de ese niño, y cuando lo vio en la calle, lo agarró y le cortó un dedo. El niño lloró y quiso huir, pero Gutei lo llamó. Cuando el niño se dio vuelta, Gutei levantó un dedo al aire. En ese momento el niño se iluminó.”

¿Como es posible alcanzar la iluminación de esta manera tan absurda? ¿Como podemos iluminarnos a través de la violencia? A primera vista parece no tener sentido.

La única forma de la que yo logro interpretar esta metáfora, es relacionándola con otro dicho Zen, el cual compara la sabiduría escrita con un dedo que apunta a la luna. No es el dedo la esencia, sino que simplemente muestra la dirección hacia donde se encuentra. Sin embargo, las palabras de los sabios a menudo son interpretadas literalmente, sin reconocer que no se puede contener en palabras lo que transmiten. Al no darse cuenta de estas circunstancias, uno podría tomar un enfoque erróneo, mirando el dedo y creyendo que efectivamente es la luna, sin llegar a ningún resultado.

Por lo tanto, el niño logro ver más allá al perder su dedo, comprendiendo la verdadera esencia de lo que enseñaba el maestro, y no meramente su forma. Dejó de ver el dedo, porque ya no había ningún dedo que ver. El dedo es una metáfora, representando los conocimientos que usamos para acercarnos a la verdad.

Pero este conocimiento te puede bloquear el camino si le atribuyes un significado en si mismo, en vez de tomarlo como una guía básica con la que encontrar tu propio camino a la verdad. La separación del dedo entonces significaría que el niño deja todos los conceptos atrás y ve las cosas tales como son, en su más pura esencia.

El problema de todo esto es que el mero hecho de estar escribiendo estas palabras, significa que yo estoy cometiendo el mismo error del que trato de advertir. Al analizar estas palabras e interpretándolas, les estoy robando todo el significado. Si solamente pensar en la iluminación la contradice, ésta debe ser una paradoja fuera de nuestra capacidad de comprender, y ni siquiera debiésemos intentarlo. De hecho, es recomendable que hagas caso omiso de lo que acabas de leer, ¿o eso sería ver el dedo y correr en la dirección contraria a la que apunta?

¿Fuera de toda broma?

No lo sé.

Anuncios

2 Responses to El Dedo de Gutei

  1. khatru dice:

    excelente post

    hace un rato leía un libro que toca este tema. el libro es: Tolle, Eckhart – Una Nueva Tierra
    lo podes bajar del emule

    el libro señala en una parte una frase de los budistas “el dedo que señala a la luna no es la luna” que las verdades fundamentales del universo no pueden expresarse con palabras..
    saludos

  2. Vitor dice:

    Si, lo que describes es un problema con el que me encuentro a menudo: Tratar de transmitir conceptos que se pueden entender a un nivel profundo, pero que pierden toda su fuerza al ser convertidos en palabras.

    Tal vez es por eso que uso las artes visuales como herramienta de comunicación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: